Agile Inception

Agile Inception, también conocida como Inception Deck o simplemente Inception, es un conjunto de dinámicas orientadas a enfocar a todas las personas involucradas en un proyecto hacia un mismo objetivo, reduciendo muchas de las incertidumbres, ayudando a explicitar los riesgos más evidentes y poniendo en común las expectativas de todos. Publicada en el libro “The Agile Samurai” y en la conferencia “Agile 2011”, se puede emplear al iniciar cualquier tipo de proyecto, no sólo de software, aunque brilla especialmente en las fases iniciales de un proyecto de emprendeduría porque facilita la definición del MVP.

¿Para qué sirve?

La Agile Inception no es una garantía para conseguir el consenso pero ayuda mucho a conseguirlo. De hecho, uno de los resultados esperables de la misma es que el proyecto no es viable o demasiado arriesgado para iniciarlo.

¿Cómo se hace?

Es una reunión muy cara porque requiere de la participación continuada de muchas personas durante mucho tiempo. Ejecutar todas las actividades propuestas requiere mucho tiempo porque muchas de ellas buscan la creatividad o la reflexión y puede llevar hasta dos días completos, tras los cuáles los participantes pueden estar exhaustos. La logística (comida, bebida, descanso, etc) es muy importante para conseguir que todos los participantes puedan aportar en todas las actividades. Para ayudar a que las actividades fluyan es conveniente contar con un facilitador.

Las primeras actividades “¿Por qué estamos aquí?”, “Crear un elevator pitch“, “Diseñar una caja para el producto”, “Crear una lista de lo que NO es” y “Conoce a tus vecinos” son dinámicas que están todas orientadas a discutir de manera creativa sobre el producto que se quiere construir, centradas todas en el QUÉ y obviando siempre el CÓMO.

“Muestra la solución” se centra en el CÓMO y es una actividad previa a la discusión sobre los riesgos “Qué nos impide dormir”. El resto tiene mucho que ver sobre cómo queremos priorizar nuestras expectativas, que es justamente lo que discutiremos en “Estimar el tamaño” y, sobre todo, “Compensar las decisiones”.

La última actividad, “Cuánto va a durar esto”, nos ayudará a responder a la pregunta que hace cualquier inversor (o gerente de un proyecto): “¿cuánto me va a costar esto?” y “¿cuándo lo voy a tener?”. Idealmente también podremos responder a la pregunta: “¿y esto quién lo va a hacer?”

Esta receta, la Agile Inception Deck, se describe originalmente como un “deck” (baraja) porque no es obligatorio pasar por todas (aunque sí recomendable). Así, dependiendo del contexto, se pueden sustituir unas actividades por otras que persigan los mismos objetivos o incluso obviarlas si esos objetivos ya se han conseguido previamente.

Bibliografía:

Enlaces:

PUBLICIDAD:

Si estás interesado en contar con mi ayuda para facilitar una Agile Inception, puedes ponerte en contacto conmigo aquí.

2 Pingbacks/Trackbacks